LA MÁGICA ERMITA DE SAN SATURIO

Sugerimos, pasado el confinamiento, acercarse a esta mágica ermita. Llegas a la orilla del Duero, atraviesas un pasadizo ancestral, dejas atrás puentes de hierro y el camino ya no tiene perdida. Allá al fondo se levanta esotérica una de las ermitas más bellas e increíbles que conozco: la ermita de San Saturio. Muy saludable pasear despacio por su alameda junto al río para luego asistir enmudecido a sus encantamientos. Recomendable llevar diccionario esencial para manejar el lenguaje ocultista del silencio.

UNA SONRISA URBANA

No hay mejor manera de comenzar una relación, una amistad, una tarea o el fin del confinamiento, que mediante una sonrisa. Aquí traslado un ejemplo. Ingredientes: casualidad del hospedaje transitorio de unos rollos de cables, la creatividad de un artista urbano que pululaba por ahí y supo rematar artísticamente el performance y, por último, un cronista de  sucesos callejeros, que tuvo la posibilidad de plasmar la sonrisa mientras paseaba sin rumbo fijo por la ciudad.

MARES DE POESÍA

Las fotografías adjuntas pueden sugerir muchas cosas: espejos diseminados, campos de barbecho, reflejos otoñales, pero no, son mares de tierra anclados entre nuestra presencia y el horizonte que se pierde en la inmensidad. Son auténticos mares de poesía encontrados sin querer a la vera del camino. Tal vez una profecía, una aparición o los restos de un legado trascendente. Lo cierto es que, subido sobre mi velero vital,  me eché a las olas del viento para surcar estos mares de tierra, esperando comulgar con todo su elenco de misterios. Este es otro camino tan válido como cualquier otro.

BALCÓN CON ABANICOS PARA ESPANTAR MALOS AUGURIOS

Me encanta el maridaje de distintos elementos, sean los que sean, con las arquitecturas de cualquier tipo. No hay reglas, solo el placer de contemplar belleza y sugerencias. De ahí que vaya mirando para el cielo con mucha frecuencia, esperanzado en descubrir un encuentro vestido de poesía. Y aquí rindo homenaje a este precioso balcón custodiado por cuatro abanicos para mitigar los malos augurios. Los abanicos y el balcón habitan en Valdepeñas y desde estas líneas animamos a buscarlo en la próxima visita a esta tierra singular, cuando pasen los destierros. No damos pistas de su ubicación. hay que mirar y mirar.

IMG-20150329-WA0003

Sinóptico panóptico

Unas escasas líneas sobre diversos puntos de vista.

LOS RELATOS DE RAKEL

Blog de relatos y novelas románticas.

David Ortega

Blog literario y filosófico

Universo Web News

Escolha uma coluna no menu ou clique em um post na página inicial

Delusional Bubble

Life is a bubble, Make it as delusional as possible!

EN LA VARIEDAD ESTÁ EL GUSTO...

Blog de cine, literatura, arte, música, viajes y reflexiones varias.

. . .

love each other like you are the lyric and they are the music