HORNACINAS MARIDADAS CON LADRILLO

Tal vez no cumpla todos los requisitos indispensables para denominarse hornacina, pero dada su buena voluntad estética-religiosa, personalmente, la acepto como tal y manifiesto mi simpatía por todos aquellos “arquitectos, maestros o albañiles” que se suman a la historia y nos ofrecen al paso descubrimientos notables. Esta hornacina con imagen se ubica en una localidad pequeña no, diminuta, de la provincia zamorana donde reinan las grandes construcciones de los “indianos de provincia” en su retorno a los lugares donde esperan que la tierra y el polvo hagan comunión en su tiempo, mientras más largo mejor. En cambio esta sencilla vivienda con ladrillo y pocos alardes se ha esmerado en seguir una tradición añeja con todo el candor y la buena disposición posible. Me gustan estas iniciativas.

Publicado el diciembre 18, 2014 en Piezas/Lugares y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Revolución Poeta

"La revolución en letras, abre puertas a la libertad y junto a un lápiz y papel cantamos la verdad"

Manuel Mora Morales

"Insiste en tus errores, porque ésa es tu verdadera personalidad." (Cortázar)

Hablando silencios

Quiero compartir lo que en ocasiones callo.

Poetas en la noche

POESÍA, CUENTOS Y RELATOS

Uriel saino

Un viajero sabio nunca desprecia a su propio país

A %d blogueros les gusta esto: