HORNACINAS MARIDADAS CON LADRILLO

Tal vez no cumpla todos los requisitos indispensables para denominarse hornacina, pero dada su buena voluntad estética-religiosa, personalmente, la acepto como tal y manifiesto mi simpatía por todos aquellos “arquitectos, maestros o albañiles” que se suman a la historia y nos ofrecen al paso descubrimientos notables. Esta hornacina con imagen se ubica en una localidad pequeña no, diminuta, de la provincia zamorana donde reinan las grandes construcciones de los “indianos de provincia” en su retorno a los lugares donde esperan que la tierra y el polvo hagan comunión en su tiempo, mientras más largo mejor. En cambio esta sencilla vivienda con ladrillo y pocos alardes se ha esmerado en seguir una tradición añeja con todo el candor y la buena disposición posible. Me gustan estas iniciativas.

Publicado el diciembre 18, 2014 en Piezas/Lugares y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De Economía y Algo Más

Orgullosa egresada el IPN, vivo con mis padres, tengo 2 hermanos a los cuales quiero mucho, somos como mueganos, tengo novio y estamos pensando en irnos a vivir juntos, me gusta mucho hacer ejercicio y los animales, tengo un gato llamado Cucho,

Unalome

Experiencias e intereses varios con los que aprender y desarrollarse. Un blog para exprimir los días.

Big Ben Antiguedades y Coleccionismo

El maravilloso mundo de los objetos antiguos y de colección

El Árbol del Chanchito

La Vida es un Cuchuflí

VIAJES, ARTE Y SENSACIONES

Este blog ha nacido con la idea de compartir las experiencias que encontramos cuando viajamos y descubrimos nuevas personas y lugares.

Adrián Galán Martín

No es el qué, sino el con quién, ahí está la cuestión

Telecomunicando al Mundo

Alegre y jovial, la edad no esta en los años si no en la experiencia, amo el baile, la fiesta, me gusta correr e ir a lgym, tengo un perrito

A %d blogueros les gusta esto: