ORQUÍDIA SILVESTRE

La naturaleza anda llena de milagros pequeños, grandes, regulares, sorpresivos, esperanzadores… y muchas veces pasan delante nuestro sin que podamos prevenirlo para estar al tanto, en consecuencia, se nos escapan. Por eso estoy gustoso de mostrar esta orquídea silvestre, inmortalizada en una senda de la sierra madrileña. Se ven poco o nada, aunque está claro que existen. Serpenteaba vertical a la sombra de un quejigo, justo en medio de un encinar, entre altramuces, saramagos y jara pringosa, de esa que huele casi también como el almizcle, aunque embriaga menos. Para quienes hoy no se han paseado por senderos o riscos, le llevo la orquídea silvestre, directamente a casa.

Orquidia silvestre

Orquidia silvestre

Publicado el abril 19, 2015 en Artículos Propios y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Sabes que no me gusta recibir premios pero te mereces muchos. Y abrazos y orquídeas y cosas buenas. Aquí en el Polo ni soñar con cosas tan lindas…

  2. Manuel:
    Soy uno más, y quiero ser uno más; no me creo más ni menos que nadie, disculpa, si me creo más de los presuntuosos, un poco mas humilde. Pues así me educaron.

    Que te llegue un abrazo transoceanico Amigo desde Argentina.Gracias por tus palabras y no hay reglas para el premio, solo para ti y tu libertad de decidir
    🙂
    Marcial

  3. Otro para ti Manuel. Valoro tu Blog.
    Otro abrazote desde Argentina,
    Marcial

  4. HOLA GORRION: PASA A BUSCAR TU MERECIDO PREMIO DE HOY, POR MI BLOG.
    ABRAZOTE,
    MARCIAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Yo, Extimo

Lacan acuñó el térmíno extimité, aplicando el prefijo ex (de exterieur, "exterior") a la palabra francesa intimíté ("inlimidad"). El neologismo resultante, que puede traducirse como "extimidad", expresa bien el modo en que el psicoanálisis problematiza la oposición entre lo interno y lo externo, entre contenedor y contenido. Por ejemplo, lo real está tanto dentro como fuera, y el inconsciente no es un sistema psíquico puramente interior sino una estructura intersubjeliva ("el inconscienle está fuera"). Asimismo. el Otro es "algo extraño a mí, aunque está en mi núcleo". Además, el centro del sujeto está fuera; el sujeto es ex-céntrico . La estructura de la extimidad se expresa perfectamente en la topología del TORO y de la BANDA DE MOEBIUS. -DICCIONARIO INTRODUCTORIO DE PSICOANÁLISIS LACANIANO- Dylan Evans

deliriodeabril

Retazos de Vida

Ven, pasa

«Por ser cómo soy, por querer seguir siéndolo»

Pensamiento Creativo

Mejoramiento personal

Sobre ficciones

"Lo curioso del arte es que no celebra nada, se celebra así mismo." Javier Daulte

Bitácoras y desperdicios

Más basura cibernética y cafeinómana

Libero Verbi

Poesía y pensamientos desordenados

A %d blogueros les gusta esto: