MI EXPAREJA NO PUDO MÁS (XXL)

Una mujer debe enfrentarse a demasiados dilemas de la actualidad como para escapar indemne de la presión social

Mi expareja lo intentó, trabajó en ello, pero los medios de comunicación, el cine, el club de la comedia, sus amigas, mis anteriores novias, todo ello, formó una mezcla explosiva de presión que tuvo su traca final cuando, humildemente, intenté aparcar en una plaza de parking de un centro comercial  y, el vigilante subterráneo, me hizo desistir porque no alcanzaba la talla exigida. Era una plaza “XXL”, no apta para vehículos de tralla. Mi pareja salió del coche y no he vuelto a saber de ella. Una pena, porque ya no me dolía dejarla ganar al futbolín.

Publicado el julio 25, 2015 en Artículos Propios y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Una virgo lunática

    Será la ola de calor que no me deja ver más allá, pero no me he enterado muy bien de la historia, o quizás la XXL tiene segunda intención…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Uriel saino

Un viajero sabio nunca desprecia a su propio país

EV, escapadas y viajes

- Para saber más sobre otros lugares -

Merche Maldonado, mi mundo

LA AVENTURA ESTÁ SERVIDA.

Libreta de bocetos

Red de maestros de arte

LAGARTO ROJO

VIAJES POR ESPAÑA Y EL MUNDO

Gareth Roberts

Unorthodox Marketing & Strategy

Liberoamérica

Plataforma literaria iberoamericana

perdiendo el norte

crónica de una vuelta al mundo

A %d blogueros les gusta esto: