MANZANAS DE COLORES

Un buen amigo sin nombre, lo encuentro a menudo en el ascensor, me confesó que ha dejado las redes porque ninguna de sus páginas y posibilidades le ofrecen perfume ni color. Con sonrisa cómplice me pasa información secreta, me asegura que la vida en estado reventón, si se manifiesta en las ferias, plazas y fuentes. No pierdo tiempo y cogido al brazo de mi psicólogo de confianza me acerco a la primera feria que localizo en las páginas amarillas y, desde luego, el cromatismo me ilumina, me he enamorado de un puesto de manzanas de colores. Ahora todas las mañanas me voy a mi cita con mis manzanas de colores. Me siento en un banco y las contemplo entusiasmado. Pongo mi portátil en marcha y mensajeo mis impresiones. ¡¡Esto es vida!!!

Publicado el septiembre 25, 2015 en Artículos Propios y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Pensamiento Creativo

Mejoramiento personal

Sobre ficciones

"Lo curioso del arte es que no celebra nada, se celebra así mismo." Javier Daulte

Bitácoras y desperdicios

Más basura cibernética y cafeinómana

Libero Verbi

Poesía y pensamientos desordenados

Cronopio maldito

Bienvenido a tu hogar mental.

EDICIONES INVASORAS

Por un teatro de invasión

A %d blogueros les gusta esto: