EL CANAL DE CASTILLA

Valladolid cuenta con el Pisuerga, que no es poco, pero no muchos se acuerdan del Canal de Castilla. No es un río, es un canal que nació para que las tierras sin frontera marítima alcanzaran la gloria de los mares. El proyecto se quedó en eso, en proyecto, pero logró cierta extensión nada despreciable para navegar. Medina de Rioseco cuenta con la mejor y más conocida infraestructura del canal, pero Valladolid pone su grano de arena a la historia y sigue mostrando sus credenciales. Me gusta pasearme por la ribera del canal y contemplar un arsenal de mecanismos propios para gobernar las aguas que llegan hasta el mismísimo centro urbano. Si se visita la ciudad, bueno sería acercarse y disfrutar en directo de un sueño que tuvo su oportunidad…como otros tantos sueños que duermen en nuestra memoria.

Publicado el mayo 25, 2016 en Artículos Propios y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anotaciones de Javier Barraycoa

SEMPER ÍDEM, SEMPER FIDELIS, IGNIS ARDENS

Ushma Patel

When the green woods laugh with the voice of joy, And the dimpling stream runs laughing by; When the air does laugh with our merry wit, And the green hill laughs with the noise of it.

Pixel Edit

Creative PicsArt Editing Tutorial | Photo Editing Tutorial

KUSAMER'S

"God Knows I'm Tough Enough"

PU[N]TOS DESCOSIDOS

La poesía no podrá cambiar el mundo pero sí a las personas que lo pueden cambiar.

Apuntes de un mosquetero:un blog de cultura

En el teatro del Siglo de Oro, los mosqueteros eran quienes presenciaban el espectáculo de pie. Eran la parte más bulliciosa del público, y la que decidía la suerte de la comedia. Un blog para hablar de teatro, de cultura y de la pasión que compartimos.

A %d blogueros les gusta esto: