NEUMÁTICO APRENDIENDO A NADAR

No deja de ser una estampa curiosa ver navegar río abajo a un neumático solitario, sin compañía humana que le proteja de los tiburones asilvestrados. Me paso tantas horas delante de las corrientes que podría escribir un libro de todos los elementos y criaturas que he contemplado sobre las aguas. Pero como pretendo ser optimista me niego a pensar que todas las guarrerías sólidas, líquidas y gaseosas que veo surcar el río pertenezcan a la desidia, mala educación, dejadez, poca conciencia y un puñado de etcéteras más. Es decir, para mí, he visto un neumático que le gusta la naturaleza y está aprendiendo a nadar. Eso es todo y lo demás cábalas. (Fotografía: Tuchy Regueras)

 

 

 

 

 

Publicado el septiembre 1, 2016 en Artículos Propios y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. A mi me gusta y relaja ver como flota una botella, un neumático o culquier otra cosa, como se deja mecer o bambolear por la fueza del agua. Un cordial saludo

  2. un barco solitario a la deriva en un mar de ilusión, eso pensaría un niño con imaginación…
    Un abrazo.

  3. ¿Sabes lo que más admiro de ti? Tu forma de encontrar la belleza en todas las cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Lucernarios

Espacio literario abierto a la poesía y la crítica

film-induced

Film review, history and theory

poupeedinubila

Poemas, Cuentos,Pensamientos,Sentimientos , Genealogía

EL ARTCA

Poesía Microrrelatos Arte

A %d blogueros les gusta esto: