PAISAJES PARA EL BARBECHO ANÍMICO

Después de una temporada o más, cosido a los planteamientos, posturas, ideas, itinerarios y decisiones, de toda suerte, bueno es poner todo ello en barbecho, dejar que todo se temple y descanse, para retomar el sendero más propicio o el menos inconveniente, para seguir trenzando pasos hacia horizontes vitales constructivos. Nada mejor que internarse entre la naturaleza, paseando por caminos que no saben nada de las leyendas del tiempo, ni tampoco, del eco de las circunstancias y que viven en presente continuo la resaca de la serenidad. Pasear, pensar, reflexionar, hay que llenar el depósito de los sueños para volver a sembrar y cuidar los espacios que nos rodean.

Publicado el diciembre 27, 2016 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. Este es uno de los mejores sitios para pasear y relajarse…
    ¡Un saludo y feliz año nuevo !

  2. Comparto tu sentir. La naturaleza es fuente de renovación.
    Un abrazo.

  3. Preciosa reflexión, pero la última frase me ha encantado «Pasear, pensar, reflexionar, hay que llenar el depósito de los sueños para volver a sembrar y cuidar los espacios que nos rodean». Ojalá lo hicieramos más amenudo. Un cordial saludo

  4. Me ha parecido muy interesante esta idea del «barbecho anímico». Es saludable y enriquecedora. Besotes 🙂

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

El plumier de Nenuse

Poesía, cuentos infantiles y relatos de Neus Bonet i Sala

4000 Wu Otto

Drink the fuel!

Muslim Life

Life in islamic point of view

Lluís Bussé

Barcelona's Multiverse | Art | Culture | Science

JaZzArt en València

Faith saved us from the savages that we were, losing faith makes us savages again

A %d blogueros les gusta esto: