DECORACIÓN DE AMBIENTES

Carcassonne, ciudad medieval, castillo, murallas, canales, Sant Nazaire, callejuelas y recovecos sugerentes. Todo eso y más, pero si no quiere aglomeraciones no acuda a una cafetería que ya empieza a ser muy popular y que sosiega las necesidades más apremiantes del turista ocasional. En general los baños de las señoras suelen estar formados por colas interminables, pero en esta ocasión era el baño de caballeros el que protagonizaba una espera sin fin, un gentío varonil de todas las edades y condición. Si, era amplio, limpio e incluso diría que cálido y confortable, desde luego, los franceses son buenos en decoración de ambientes.

Publicado el octubre 16, 2017 en Piezas/Lugares y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Querido gorrion de asfalto… No sé de donde sacas estas cosas aunque intuyo que a tu “suerte” para encontrarlas, le acompaña una tremenda capacidad de observacion.
    Un saludo, y sigue mostrando el mundo como lo descubres tus sentidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anotaciones de Javier Barraycoa

SEMPER ÍDEM, SEMPER FIDELIS, IGNIS ARDENS

Ushma Patel

When the green woods laugh with the voice of joy, And the dimpling stream runs laughing by; When the air does laugh with our merry wit, And the green hill laughs with the noise of it.

Pixel Edit

Creative PicsArt Editing Tutorial | Photo Editing Tutorial

KUSAMER'S

"God Knows I'm Tough Enough"

PU[N]TOS DESCOSIDOS

La poesía no podrá cambiar el mundo pero sí a las personas que lo pueden cambiar.

Apuntes de un mosquetero:un blog de cultura

En el teatro del Siglo de Oro, los mosqueteros eran quienes presenciaban el espectáculo de pie. Eran la parte más bulliciosa del público, y la que decidía la suerte de la comedia. Un blog para hablar de teatro, de cultura y de la pasión que compartimos.

A %d blogueros les gusta esto: