ERASMUS LOW COST

Hay que ser emprendedor. Son muchos los estudiantes que no pueden participar en  la filosofía vital del Erasmus y bueno es que haya alguna plataforma decidida a solucionar esa fisura turístico-académica. En la presente “entrada” ofrecemos una posibilidad. Este tresillo blanco sirve para vestir el salón, sirve de cama y, resguardados contra el muro de ladrillo, se encuentran toda suerte de enseres y libros. Este rincón está muy bien situado, en un recoveco de la Facultad de Derecho. Justo en frente, localizamos la cafetería-restaurante y a la vuelta, subiendo una liviana escalera, nos encontramos con la biblioteca y rincones de estudio. Los botellones, si son reducidos, pasan desapercibidos y la tarifa aún no se ha determinado dado que está todo en barbecho experimental. Seguiremos informando.

Publicado el diciembre 17, 2017 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anotaciones de Javier Barraycoa

SEMPER ÍDEM, SEMPER FIDELIS, IGNIS ARDENS

Ushma Patel

When the green woods laugh with the voice of joy, And the dimpling stream runs laughing by; When the air does laugh with our merry wit, And the green hill laughs with the noise of it.

Pixel Edit

Creative PicsArt Editing Tutorial | Photo Editing Tutorial

KUSAMER'S

"God Knows I'm Tough Enough"

PU[N]TOS DESCOSIDOS

La poesía no podrá cambiar el mundo pero sí a las personas que lo pueden cambiar.

Apuntes de un mosquetero:un blog de cultura

En el teatro del Siglo de Oro, los mosqueteros eran quienes presenciaban el espectáculo de pie. Eran la parte más bulliciosa del público, y la que decidía la suerte de la comedia. Un blog para hablar de teatro, de cultura y de la pasión que compartimos.

A %d blogueros les gusta esto: