VISITAS A LA ARQUITECTURA INTERIOR

Bueno es, de tanto en tanto, pasear por las avenidas, callejuelas, jardines y atajos de nuestros interiores vitales. Nuestra arquitectura interior nos ayuda a medio entender y aceptar nuestro trayecto por el mundo exterior. No hay que arrinconarla, hay que mimarla, escuchar sus quejas y tormentos, fomentar un diálogo, crear en suma, un espacio de confort que nos permita ser un turista en el exterior y un viajero en el interior. Luego, después de la visita al laberinto del subsuelo, nada mejor que hacer volar una cometa vestida de versos y colores, unida por un frágil hilo desde algún punto  perdido de nuestra arquitectura interior.

subsuelo

Publicado el enero 9, 2018 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Revolución Poeta

"La revolución en letras, abre puertas a la libertad y junto a un lápiz y papel cantamos la verdad"

Hablando silencios

Quiero compartir lo que en ocasiones callo.

Poetas en la noche

POESÍA, CUENTOS Y RELATOS

Uriel saino

Un viajero sabio nunca desprecia a su propio país

A %d blogueros les gusta esto: