LA CARTUJA DE MIRAFLORES

Burgos  atesora una riqueza monumental de incalculable belleza, valor e historia. A tan solo unos tres kilómetros de su casco antiguo, en el parque natural de Fuentes Blancas, se sitúa la Cartuja de Miraflores , monasterio fundado por los cartujos . En otros tiempos fue antiguo palacio de recreo de Enrique III, sus trazas son de gótico final, es Panteón real de los padres de Isabel la Católica, Juan II e Isabel de Portugal y contiene una buena parte de la mejor obra de Gil de Siloé como el sepulcro en forma de estrella de los padres de la reina católica y el infante Alfonso, ambos realizados en alabastro. Sin olvidar el retablo mayor tallado en el noble nogal. Y estando por Burgos no olvidar visitar su catedral y Las Huelgas, sin desdeñar la oferta culinaria de la zona, otra forma de arte. (Fotografía: Tuchy Regueras)

Publicado el mayo 16, 2018 en Piezas/Lugares y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. Tienes razón, Burgos es como un joyero lleno de joyas. La Cartuja es una de ellas. Y además está en un paraje que tiene mucho encanto. Su casco antiguo, la catedral, el paseo del Espolón, la Puerta de Santa María, Las Huelgas, el Hospital del Rey, la iglesia de San Nicolás con su maravilloso retablo… y tantos rincones dignos de visitar.
    Me alegro de que te haya gustado.
    Un abrazo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

El plumier de Nenuse

Poesía, cuentos infantiles y relatos de Neus Bonet i Sala

4000 Wu Otto

Drink the fuel!

Muslim Life

Life in islamic point of view

Lluís Bussé

Barcelona's Multiverse | Art | Culture | Science

JaZzArt en València

Faith saved us from the savages that we were, losing faith makes us savages again

A %d blogueros les gusta esto: