TEMPLO NATURAL

El exceso de calor, la educación tránsfuga y las maneras pendencieras nos convierten en una bomba de relojería. Hay que serenarse y practicar con los mantras que te ofrecen armonía interior o bien escaparte, auto-defensa obliga, a cualquiera de los templos que la naturaleza dispone para semejantes altercados emocionales. Hay muchos puntos mágicos donde acudir, por ejemplo, este que acompaño. Solo un apunte negativo, tuve que esperar un buen rato para iniciar mis sesiones de terapia natural, dada la presencia de una ruidosa excursión colegial y un grupo de senderistas domingueros.

Publicado el julio 22, 2018 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Una virgo lunática

    A mí el cocinar me relaja, aunque con esta calor no puedo prescindir del ventilador. No quiero rimar y no consigo dejar de hacerlo, será cosa de practicar en un templo natural.

    Bona nit.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Lucernarios

Espacio literario abierto a la poesía y la crítica

film-induced

Film review, history and theory

poupeedinubila

Poemas, Cuentos,Pensamientos,Sentimientos , Genealogía

EL ARTCA

Poesía Microrrelatos Arte

A %d blogueros les gusta esto: