CARDOS Y POESÍA

Siempre me han gustado los cardos, sobre todo, los que crecen medio camuflados en cualquier parte. Hay poetas que salen al campo agreste o a la frondosidad que ofrecen las riberas para encontrarse con ellos, dado que despiertan lirismos esenciales  y protagonismo vital. Es cierto que no cuentan con el fervor popular a pesar de sus maneras sencillas y su cromatismo singular. Son cometas llenos de versos que se abrigan en los suelos a la espera de ser adoptados por la sorpresa de una mirada o por media sonrisa que busca la felicidad.

cardos

Publicado el julio 28, 2018 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. A mi me gustan los cardos, me encantan sus flores. Un cordial saludo

  2. Comparto contigo el entusiasmo por los cardos, son bellos hasta cuando se secan… ¿hay algo más bonito que sean ellos los que le den vida y color a un erial?
    Gracias y feliz día.

  3. Hermosa fotografía, parece un paisaje del bosque de El señor de los anillos.
    Un cariño para ti desde Argentina.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

El plumier de Nenuse

Poesía, cuentos infantiles y relatos de Neus Bonet i Sala

4000 Wu Otto

Drink the fuel!

Muslim Life

Life in islamic point of view

Lluís Bussé

Barcelona's Multiverse | Art | Culture | Science

JaZzArt en València

Faith saved us from the savages that we were, losing faith makes us savages again

A %d blogueros les gusta esto: