LA MÚSICA ALIMENTA LA SERENIDAD

El día se queda sin horas, nada mejor para amortajarlo que vestirle de música como se viene haciendo desde que el mundo es mundo y existe, claro, cualquier tipo de instrumento. Seguro que el hombre tocando el oboe doble que acompaña estas líneas pensaba lo mismo en una geografía lejana como es Chipre allá entre el 400-600 a.C. Cierro esta ventana digital y me dispongo a soñar a través de la música.

Publicado el septiembre 16, 2018 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. ¿Es cierto que la música es la única de las bellas artes que se menciona en la Biblia? Creo que sí. Corrígeme, por favor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: