PAN DE LOS POBRES

Tal vez el pan de los pobres debería evolucionar en su presentación y convertirse en opciones reales de estudiar y formarse, posibilidades científicas de trabajo, oportunidades de prosperar humana y socialmente, sin olvidar el milagro de dejar de ser pobres. Ser pobre no es malo en sí mismo, es un estado, en ocasiones transitorio, que gusta mucho de seguir en los documentales. Lo que duele es cómo los miran y tratan los demás compañeros de viaje. No tienen buen marketing humanista. En ocasiones me he preguntado si de verdad se quiere eliminar esta casta o se mantiene a la fuerza para camuflar nuestra caridad, nuestra auto-estima y ganar siempre en comparaciones sociales de dudoso gusto. (Fotografía de H. Martinez Pallarés)

Publicado el agosto 27, 2020 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Eso y las velitas para los santos son dos cosas que yo quitaría de las Iglesias. Un abrazo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: