JAULAS DE ÚLTIMA GENERACIÓN

Hay pájaros que no llevan mal su cautiverio, aparentemente, regalado, al menos no protestan, por pasar sus días entre diferentes artificios que le impiden volar. Y es que los inconvenientes siempre suelen ser una buena excusa para justificar nuestra inmovilidad onírica. Por estas fechas aparecen en una vieja casa, de esas que comparte salón y calle, una jaula entre artesanal y de última generación, algo así, como la casa del pueblo que sirve para pasar los veranos. Y ahí están de nuevo los canarios urbanos, regalando trinos, alborotando con sus vuelos domesticados y atendiendo a viandantes, curiosos y viejos conocidos.

Publicado el julio 2, 2021 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Me da mucha tristeza ver pájaros encerrados, los disfruto volando en libertad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: