PROSPECTO MEDICINAL

No me encuentro del todo mal, creo, pero ese médico me odia. Lo noté enseguida, mientras me confeccionaba la receta. Puede que no muera de ninguna enfermedad descrita, pero nadie me salvará de la ansiedad y el desasosiego que pueda sufrir al enfrentarme con el prospecto sicario que acompaña mis aparentes pastillas inocentes. Desde hace tiempo, cuando abro la caja milagrosa de una medicina siempre encuentro un prospecto nada poético, que me avasalla y no consigo leer, ni entender. Me he prometido que nunca más volveré a echar un vistazo a los prospectos. Las reacciones adversas que describe son un canto endemoniado. Menos mal que tengo un vecino exorcista.

Publicado el noviembre 25, 2021 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. También te odian algunos abogados. Las farmacéuticas reunen a sus médicos y abogados para elaborar un prospecto que excluya toda posibilidad de pagar una indemnización en el futuro próximo y en el lejano. Ellos sólo embolsan, la responsabilidad es delegada, difusa y alejada en el tiempo.)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

El plumier de Nenuse

Poesía, cuentos infantiles y relatos de Neus Bonet i Sala

4000 Wu Otto

Drink the fuel!

Muslim Life

Life in islamic point of view

Lluís Bussé

Barcelona's Multiverse | Art | Culture | Science

JaZzArt en València

Faith saved us from the savages that we were, losing faith makes us savages again

A %d blogueros les gusta esto: