OTEANDO EL HORIZONTE Y EL FUTURO

No suelen abandonar su guardia en el nido, creo que ya me conocen y aceptan, toda esta tribu de cigüeñas, pero en esta ocasión, tal vez para dejarse ver, volaron hasta el árbol más próximo buscando su guía, aunque su peso represente algún problema. Ya no traen criaturas a las casas, pero se han reciclado en sus quehaceres y ahora su presencia tiene que ver con regalos que nos anuncia el futuro. Distribuyen toda suerte de presentes: esperanzas, sueños, proyectos. Hay que hacerse amigo de las cigüeñas.

IMG_3193

Publicado el mayo 19, 2022 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: