MANIFESTACIÓN DE LA NATURALEZA URBANA

En Madrid hay una calle que se llama Ponzano y que desde hace unas temporadas se ha convertido en la Gran Vía de Chamberí, dado el número por metro cuadrado de terrazas, cafeterías y restaurantes. En el pasado julio, fiestas del barrio, se procedió a sembrar toda suerte de flores en la base de los árboles, llenando de vida y color los alcorques, pero no había libro de instrucciones, es decir, no se comunicó que esas plantas precisaban agua, cuidados y, si fuera posible, apartarlas de su tácito destino de ceniceros. Ahora, pequeños carteles asoman en todos los alcorques solicitando agua, atención y ausencia de colillas. Dudo, lo siento, que tengan éxito, pero gracias a la plataforma, doméstica o empresarial, que ha tomado la iniciativa. No deja de ser una esperanza a la convivencia.

Publicado el mayo 23, 2022 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: