MERCADO TURCO

Frutas, especias, colores, perfumes, todo un recorrido esencial para los sentidos. Podría pasar por un performance plástico abierto al público veinticuatro horas. Nadie debe extrañarse si pasa por uno de estos puestos de las mil y una noche y me encuentra sentado enfrente en una silla plegable. Me pasaría el día contemplando todos los surtidos mágicos, las idas y venidas de compradores y vendedores. Bien por las escenas urbanas que trascienden y buscan hospedaje en nuestra memoria. (Fotos de Consuelo Montolio Paltré)

Publicado el julio 11, 2022 en Piezas/Lugares y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: