Archivo del sitio

RETAZOS DE MÁLAGA

Algo tienen algunas ciudades que no se olvidan fácilmente y te reclaman en la distancia. Volver a recorrer las calles y rincones de Málaga siempre es un dulce placer, una aventura perfumada de posibilidades, una invitación para llenarte de su atmósfera. Málaga respira la alquimia de los sueños, maneja el abanico romántico de las emociones y, desde luego, cada uno de sus retazos, ya sean, artísticos, gastronómicos o arquitectónicos, rebosan magia a raudales. Nada como pasear por Málaga, por ejemplo, este fin de semana.

RINCONES DE MÁLAGA

El viajero no siempre sigue un itinerario fijo de objetivos. Los hay que solo desean enfrentarse a las grandes arquitecturas, a los museos repletos de tesoros artísticos o a los retazos de historia que aparecen a cada paso. Personalmente, lo que me suele gustar más de las ciudades son sus rincones, su complicidad viajera, sus momentos vitales, las historias inconfesables que contemplas o presupones. Cuando recuerdo Málaga, se me amontonan momentos vestidos de magia y poesía, sensaciones a flor de piel. Difícil olvidar las tabernas, los paseos a la luz de la luna merodeando su Teatro Romano o las posibilidades y perspectivas que pueden darse desde una terraza. Eso sí, viajes así, presentan un problema difícil de domesticar y es que la adición por lo vivido se multiplica y el único antídoto válido es soñar con otros viajes y momentos para saciar la angustia viajera.

Anotaciones de Javier Barraycoa

SEMPER ÍDEM, SEMPER FIDELIS, IGNIS ARDENS

Ushma Patel

When the green woods laugh with the voice of joy, And the dimpling stream runs laughing by; When the air does laugh with our merry wit, And the green hill laughs with the noise of it.

Pixel Edit

Creative PicsArt Editing Tutorial | Photo Editing Tutorial

KUSAMER'S

"God Knows I'm Tough Enough"

PU[N]TOS DESCOSIDOS

La poesía no podrá cambiar el mundo pero sí a las personas que lo pueden cambiar.

Apuntes de un mosquetero:un blog de cultura

En el teatro del Siglo de Oro, los mosqueteros eran quienes presenciaban el espectáculo de pie. Eran la parte más bulliciosa del público, y la que decidía la suerte de la comedia. Un blog para hablar de teatro, de cultura y de la pasión que compartimos.