Morirse un poco ayuda mucho

Para los que todavía no han descubierto las buenas vibraciones que produce morirse un poco les recomiendo este artículo donde descubrirán que si nos despegamos una pizca de la vida la disfrutaremos más y mejor.

Periódico Irreverentes

 Manuel Villa-Mabela

El terror inconsciente de la experiencia me despertó sobresaltado de mi letargo cataléptico. ¡Joder, qué pesadilla! Quise incorporarme pero no tenía espacio para moverme. Estaba encerrado en un ataúd y había tenido sueños de muerto. ¿Cómo han podido dejarme aquí encerrado como alma en pena? Todos saben que no es la primera vez que me tienen que devolver los gastos del entierro. He visto mi futuro, no me cabe la menor duda. Debo serenar y equilibrar mi vida, dejar de fumar y de beber, recuperar a mi mujer, a mi amada y a la vecina transitoria del quinto. Tengo que aportar parte de mí a la creación, eso es, buscaré más descendencia y reconoceré al soplagaitas de mi hijo bastardo. Es un pocasangre insultante pero dibuja de maravilla. Debo burlar el ataque cardiaco que me está predestinado desde el principio de los tiempos y rezar más. Voy a…

Ver la entrada original 404 palabras más

Publicado el junio 22, 2013 en Textos Propios y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Yo, Extimo

Lacan acuñó el térmíno extimité, aplicando el prefijo ex (de exterieur, "exterior") a la palabra francesa intimíté ("inlimidad"). El neologismo resultante, que puede traducirse como "extimidad", expresa bien el modo en que el psicoanálisis problematiza la oposición entre lo interno y lo externo, entre contenedor y contenido. Por ejemplo, lo real está tanto dentro como fuera, y el inconsciente no es un sistema psíquico puramente interior sino una estructura intersubjeliva ("el inconscienle está fuera"). Asimismo. el Otro es "algo extraño a mí, aunque está en mi núcleo". Además, el centro del sujeto está fuera; el sujeto es ex-céntrico . La estructura de la extimidad se expresa perfectamente en la topología del TORO y de la BANDA DE MOEBIUS. -DICCIONARIO INTRODUCTORIO DE PSICOANÁLISIS LACANIANO- Dylan Evans

deliriodeabril

Retazos de Vida

Ven, pasa

«Por ser cómo soy, por querer seguir siéndolo»

Pensamiento Creativo

Mejoramiento personal

Sobre ficciones

"Lo curioso del arte es que no celebra nada, se celebra así mismo." Javier Daulte

Bitácoras y desperdicios

Más basura cibernética y cafeinómana

Libero Verbi

Poesía y pensamientos desordenados

A %d blogueros les gusta esto: