Archivos Mensuales: abril 2014

UNA JOYA INTERACTIVA: EL QUIJOTE

La gran joya de la Literatura Española repleta de ventajas, sorpresas y malabarismos culturales. Hay que abrir uno a uno todos sus iconos para saborear esta joya que nos brinda la Biblioteca Nacional, un auténtico regalo. Por ejemplo, pinchando el icono «T» el texto es traducido a castellano antiguo. Hay música y capítulos sobre la música de entonces, por supuesto, las dos partes del libro; presentación y lectura, dibujos y grabados, video musical del «Retablo del Maese Pedro», las Rutas de sus aventuras, la vida del siglo XVII y un largo etcétera de aportaciones, curiosidades y placeres dispuestos con las últimas técnicas. Gracias desde aquí de nuevo a la Biblioteca Nacional.

En fin, indispensable su disfrute, así qué pinchar en el siguiente enlace

foto quijote

 

 

 

La engañadora y el hombre confundido

DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Enrique Jorrín dijo por televisión que «La engañadora« era una flaquita que bailaba en el salón de baile del Silver Star. Se ponía relleno en los faroles y en el maletero. Un día descubrieron que toda ella era almohaditas. —solté.

Disculpa jovencito. También ha contado que era una curvilínea que paraba el tráfico en la calle Infanta, otras veces que era una mujer de la vida que caminaba por el Prado cerca de la esquina con Neptuno. —Aclaró Carlos, el hijo mayor de Rósula Nápoles.

No interrumpas más a Carlos. Si es de la farándula, él conoce bien la anécdota.

Abuela Nené marcaba un rito implacable en el pedal de su vieja máquina de coser Singer. Nuestro vecino había traído unos pantalones a la señora María (como él la llamaba) para que se los estrechara. «Apretados como tubos, como se usan.» Sus manos…

Ver la entrada original 818 palabras más

EL HOMBRE QUE SE DURMIÓ EN UN ATAÚD

Experiencia vital de la metacultura filosófica y tal

El terror inconsciente de la experiencia me despertó sobresaltado de mi letargo cataléptico. ¡Joder, qué pesadilla! Quise incorporarme pero no tenía espacio para moverme. Estaba encerrado en un ataúd y había tenido sueños de muerto. ¿Cómo han podido dejarme aquí encerrado como alma en pena? Todos saben que no es la primera vez que me tienen que devolver los gastos del entierro. He visto mi futuro, no me cabe la menor duda. Debo serenar y equilibrar mi vida, dejar de fumar y de beber, recuperar a mi mujer, a mi amante y a la vecina transitoria del quinto. Tengo que aportar parte de mí a la creación, eso es, buscaré más descendencia y reconoceré al soplagaitas de mi hijo bastardo. Es un pocasangre insultante pero dibuja de maravilla y habla inglés como los ángeles. Debo burlar el ataque cardiaco que me está predestinado desde el principio de los tiempos y rezar más. Voy a dedicar mi vida a peregrinar por todas las iglesias y catedrales bendecidas del mundo. Nada de templos apócrifos, traen muy mala suerte. En cuanto salga del féretro voy a buscar un pobre y le compraré un piso. También pagaré mis deudas. Empezaré de nuevo: respetaré a mis vecinos, honraré a todas las mujeres menores de dieciocho años y seré cordial y generoso con todos mis semejantes. ¡Menudo voy a ser a partir de ahora! Espero que me saquen de aquí lo antes posible, apenas me queda aire. ¡Qué bueno ha sido morirme un poco para tener la oportunidad de vivir! Si tuviéramos la muerte más presente, si entendiéramos que todo tiene su tiempo y su medida, seguro que nuestro comportamiento sería más maduro y positivo. Tengo unas ganas locas de cruzarme con un negro o un chino para plantarles un beso en medio de los morros para que vean que todos somos hermanos. De un momento a otro van a regresar los míos para rescatarme de este apartamento de madera. La verdad es que ya tenían que estar aquí como es costumbre para comprobar si ya me había desembarazado del estado cataléptico. Espero que no se les haya ocurrido ir a practicar deportes de riesgo. Tampoco creo que se hayan ido a emborrachar pensando que esta vez sí era la definitiva.

Lee el resto de esta entrada

LIBROS TUNEADOS

Una peculiar manera de unir literatura y creatividad plástica. Los libros tuneados son una invitación a recrearse en la belleza y esbozar al mismo tiempo una sonrisa cómplice. Si os apetece conocer más al respecto os animo a seguir este enlace

logotueneados

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.