La bella y la… dy Ella

DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

ellamarilyn-e1335266402632

Florinda Pindueles era una soñadora. Nacida y criada en el central azucarero Andreíta, a dos kilómetros de mi Cruces natal. Sus piernas largas y una predispocición genética para bailar, le habían metido en la cabeza hacerse un nombre en el templo de las patadas al aire, el teatro del Rockefeller Center. A sus veinte años, recién terminada la Segunda Guerra Mundial, se tiñó el pelo de rubio platinado, se cambió el nombre por Linda Dulles y dejó Cuba partiendo a Nueva York, obsesionada con convertirse en una Rockette del Radio City Music Hall.

Lo intentó una y otra vez. Se gastó todo el dinero que llevaba en tinte de cabello y clases de baile. Tuvo que trabajar limpiando pisos para poder comer. Tras cinco años de intentos se dio por vencida. Buscó un clima menos frío. Terminó aprendiendo taquigrafía y mecanografía en Los Angeles. Su belleza y destreza…

Ver la entrada original 632 palabras más

Publicado el septiembre 6, 2014 en Artículos Invitados y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Hasta Reventar

Un lugar para encontrarnos siempre

La mano del extranjero

Blog sobre ficciones del cine, la literatura y el cómic

Laura Urcelay

Literatura realista y protagonistas femeninas

Revolución Poeta

"La revolución en letras, abre puertas a la libertad y junto a un lápiz y papel cantamos la verdad"

Manuel Mora Morales

Solamente son "normales" las personas que no conocemos bien.

Hablando silencios

Quiero compartir lo que en ocasiones callo.

A %d blogueros les gusta esto: