¡¡AL RICO BACALAO!!!

Las relaciones trascendentes y culinarias entre el rico bacalao y la señora Cuaresma vienen ya de lejos

Me gusta pasear por las calles de las pequeñas capitales de provincia, de las pequeñas ciudades sin rango o de las pequeñas villas legendarias, porque en los balcones que ofrecen al público suelo encontrar joyas de otros tiempos que batallan contra la moda minimal o casual. Sus escaparates son muchas veces restos de poesía de otros tiempos o leyendas que no quieren desaparecer. Paseando por una de ellas descubrí una tienda más que centenaria que reclamó mi atención al momento. Mientras esperaba turno, el tendero, nos relató la verdad sobre la Cuaresma: “Se trata de una viejecita con siete piernas que representa las siete semanas que faltan despues del Carnaval hasta llegar a la Pascua. Cada semana que pasa se quita a la vieja señora una pata”. Está claro que me quedé a escuchar más cuentos y leyendas y luego me llevé 3 o 4 kilos de bacalao.

Publicado el febrero 22, 2015 en Artículos Propios y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 13 comentarios.

  1. ¡Qué rico el bacalao…! Y tantas formas de hacerse…
    Y es que no es lo mismo un triste bacalao solitario, que un bacalao aderezado de antañas historias contadas con esmero.
    Estoy de acuerdo contigo. Las historias de otros tiempos son como poemas escuchados a través del viento. Y los sitios donde se cuentan, su lugar de encuentro.

    Un abrazo, bacalao, digo, Manuel…

  2. Nunca he probado el bacalao. ¿Qué tal es?

    • No me lo puedo creer. Está muy rico, para mí. Y se puede comer en potaje, frito, a lo tio, al ajo arriero, con pimentón. Tienes que probarlo ya. ¿No me estarás tomando el pelo? Abrazos

      • Jajaja, no Manuel, jamás lo he probado; recuerda que yo soy Argentina y aquí la comida por excelencia es el asado (algo que no como nunca por no tener parrilla). Sí, debería probarlo, pero no tengo idea de cómo prepararlo; deberé buscar información al respecto 😉

      • No es excusa. Mira alguna receta por internet y haz uno sencillito. No es caro, pero es rico y nutritivo. Yo me tomaré algún asado aquí en tu honor. Feliz semana. Abrazos

      • ¡Sí, señor! 😀 Feliz semana, Manuel; abrazote.

  3. Tienes razón en lo que dices, nuestros padres y abuelos solamente podian comer bacalao (que entonces era comida de pobre, no como ahora) porque al venir en salazón, podian adquirirlo y comerlo en las tierras del interior durante la Cuaresma…, “patatas con bacalao, bacalao con naranja, etc.” Recetas que quitaban el hambre y te permitían cumplir con la abstinencia de carne.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Morgana Dragonfly

Live in the present without time

LaNocheEnQueTúMueras

Escritora y lorquiana y olé

poesia de la vida

accion poetica

Candela Fumale —> Escritos Cósmicos

Papeles escritos por alguien venida de otro planeta . . . - *Fotos que saco en los ratos que deliro un poco* | Literature written by someone from another planet . . . - *Pictures that I take when I feel like flying for a while*

Hasta Reventar

Un lugar para encontrarnos siempre

La mano del extranjero

Blog sobre ficciones del cine, la literatura y el cómic

Laura Urcelay

Literatura realista y protagonistas femeninas

A %d blogueros les gusta esto: