SOLUCIONO LOS PROBLEMAS DEL UNIVERSO O HAGO UNA DORADA A LA SAL

Estoy decidido a solucionar los problemas del universo y, en caso, de no conseguirlo, pienso preparar una suculenta lubina a la sal. No me gustan los retos sencillos. Para ganar tiempo voy a encender el horno. Cuando limpio la lubina parece que estoy haciendo una autopsia a la vida, le quitas las espinas, la piel, cola, cabeza y se queda en nada. Cocinar la lubina, aunque delicado, es más fácil que cocinar la vida. Creo que disponemos de buenas recetas vitales pero cuando las leemos parece que están escritas en otras lenguas, en otros códigos. Tal vez, el truco está en empezar a hacer comidas más sencillas, primero abrir un bote garbanzos, hacer una ensalada sin complicaciones, un huevo frito y ya iremos llegando a los guisados, porque si queremos controlar el nitrógeno líquido a las primeras de cambio, no va a funcionar. Primero: construir. Más tarde: Deconstruir. Y sobre los problemas del universo, no lo olvido, me interesa el tema. Volveré a pensar sobre el asunto en los postres

Y para hacer una buena digestión sugiero echar una ojeada a la siguiente nota

Publicado el febrero 28, 2015 en Artículos Propios y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 13 comentarios.

  1. Hazte un homenaje y cocina, te sentirás mejor, y tras una buena comida… de lo que cocines, te enfrentarás mejor al reto del Universo, aunque en ocasiones es mejor dejarlo como está. Tiemblo cada vez que alguien quiere arreglar los problemas.

  2. Bueno, dorada y lubina, espero que nos invites y que nos facilites la receta de “salvar el mundo en tres lecciones”…, saludos.

  3. Pues mira tú que tu “dorbina”, me ha llevado la sal y la sal a un solo grano y me he acordado de la magnífica poesía de William Blake que empieza:

    Para ver el mundo en un grano de arena,
    y el cielo en una flor silvestre,
    abarca el infinito en la palma de tu mano
    y la eternidad en una hora.

    ¡El universo en un grano de sal!

  4. Yo también escojo cocinar…

  5. El problema radica en que eso es una dorada no una lubina o eso me parece en la foto, de todas formas para hacerla a la sal solo se le quitan las tripas y se cubren totalmente de sal, con la salvedad del ojo que es el chivato que te dice cuando esta listo el pescado. Luego a chuparse los dedos y nunca mejor dicho. XD XD.

  6. Hombre, la lubina tiene muy buena pinta: todo un universo culinario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Ushma Patel

When the green woods laugh with the voice of joy, And the dimpling stream runs laughing by; When the air does laugh with our merry wit, And the green hill laughs with the noise of it.

Pixel Edit

Creative PicsArt Editing Tutorial | Photo Editing Tutorial

KUSAMER'S

"God Knows I'm Tough Enough"

PU[N]TOS DESCOSIDOS

La poesía no podrá cambiar el mundo pero sí a las personas que lo pueden cambiar.

Apuntes de un mosquetero:un blog de cultura

En el teatro del Siglo de Oro, los mosqueteros eran quienes presenciaban el espectáculo de pie. Eran la parte más bulliciosa del público, y la que decidía la suerte de la comedia. Un blog para hablar de teatro, de cultura y de la pasión que compartimos.

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

A %d blogueros les gusta esto: