MARKETING DE LA NATALIDAD

Cuando sea mayor pienso tener muchos niños, uno para cada día. Y como la improvisación y lo material no siempre casan bien, he decidido empezar a comprar ropita para mis nenes futuros. Lo primero que necesito es un harén femenino que se preste a colaborar en mi proyecto paternal. Necesitaría unas treinta o cuarenta voluntarias de quita y pon. Todas cotizarían en la seguridad social, por supuesto. Las cosas se hacen bien o no se hacen. Y luego, después, de la comunicación carnal, nada, cinco minutos mal contados, estamos hablando de procrear no de placer, nos vamos a merendar antes de patearnos todas las tiendas de sombreritos, vestiditos y patucos. Hay un cambio climático en la natalidad y debo aprovecharlo antes de que el maldito colesterol acabe con mis posibilidades.

Y por si apetece seguir leyendo

Publicado el junio 1, 2015 en Artículos Propios y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The Godly Chic Diaries

Smiling • Writing • Dreaming

elsemanaldepenelope

evoluciónvital

Paraísos Artificiales

MI VIDA ES UNA PIEDRA LANZADA AL ESPACIO...

pacopedrosatraveller

The experience of my life till right now!

Albert Ribeiro G.

"No puedo llevar un registro de mi vida por mis acciones; la fortuna las puso demasiado abajo: lo llevo por mis fantasías" MONTAIGNE

A %d blogueros les gusta esto: