LA CATEDRAL DE GRANADA

La catedral de Granada es uno de los puntos vitales de nuestro Renacimiento. Su primer proyecto fue encargado en 1506 a Enrique Egas que concibió un templo bajo estilo Gótico. Si bien, fue Diego de Siloé, en 1529, el encargado de levantar el templo dentro de un nuevo proyecto más hondo y ambicioso, que finalizó en 1563.  Siloé trazó las líneas renacentistas de todo el edificio sobre los cimientos góticos, con girola y cinco naves en lugar de las tres habituales, combinando en su estructura elementos de otros órdenes arquitectónicos. No podemos dejar de señalar que en tiempos de Felipe II se llevaron a cabo algunas reformas, como es el caso de la fachada principal, llevada a buen puerto por Alonso Cano, en la que se introdujeron elementos barrocos. Una catedral, en suma, sugerente, impactante, rica en estilos, una joya que merece conocerse más y mejor.

Publicado el junio 4, 2015 en Piezas/Lugares y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Preciosos lugares. Sabes bien que no soy de premios, dados ni recibidos, pero de que te mereces mi admiración por poner tanta belleza en imágenes y palabras en tu blog: puedes estar 100% seguro.

  2. Buen reportaje, Manuel. Tendré que hacer una visita por allí, que no la tengo en el archivo.

    Gracias por las fotos.
    Abrazos

  3. Excelentes fotos Gorrion! Es muy buena la idea de difundir por fotos lugares preciosos, con historia, para quienes en el mundo no podemos llegar a verlos y disfrutarlos en persona. Abrazo, Marcial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Yo, Extimo

Lacan acuñó el térmíno extimité, aplicando el prefijo ex (de exterieur, "exterior") a la palabra francesa intimíté ("inlimidad"). El neologismo resultante, que puede traducirse como "extimidad", expresa bien el modo en que el psicoanálisis problematiza la oposición entre lo interno y lo externo, entre contenedor y contenido. Por ejemplo, lo real está tanto dentro como fuera, y el inconsciente no es un sistema psíquico puramente interior sino una estructura intersubjeliva ("el inconscienle está fuera"). Asimismo. el Otro es "algo extraño a mí, aunque está en mi núcleo". Además, el centro del sujeto está fuera; el sujeto es ex-céntrico . La estructura de la extimidad se expresa perfectamente en la topología del TORO y de la BANDA DE MOEBIUS. -DICCIONARIO INTRODUCTORIO DE PSICOANÁLISIS LACANIANO- Dylan Evans

deliriodeabril

Retazos de Vida

Ven, pasa

«Por ser cómo soy, por querer seguir siéndolo»

Pensamiento Creativo

Mejoramiento personal

Sobre ficciones

"Lo curioso del arte es que no celebra nada, se celebra así mismo." Javier Daulte

Bitácoras y desperdicios

Más basura cibernética y cafeinómana

Libero Verbi

Poesía y pensamientos desordenados

A %d blogueros les gusta esto: