RAÍCES DE ÚLTIMA GENERACIÓN

Las plantas son tan buenos compañeros vitales como los perros, con la ventaja, de que no estás obligado a sacarlas de paseo, aunque si digo la verdad, no sería la primera vez que me paseo con una planta por el parque para aumentar su conocimiento y que sea más mundana. Tengo en casa una deliciosa y anciana aspiristra. Juntos hemos visto pasar muchas generaciones de aspiristras por su maceta hogar. El otro día arranque con mimo una raíz para trasplantarla y darle aire. Me llevé una gran sorpresa al contemplar que la raíz extraída tenía gran parecido a un saltamontes o bicho similar. No estoy haciendo ningún experimento transgénico y no utilizo este año ninguna fórmula mágica debido a mi dieta cabalística. En fin, en lugar de plantar la raíz la he puesto en un marco hasta encontrar el destino más acertado para su futuro.

Publicado el febrero 11, 2016 en Artículos Propios y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Igual paseas la raíz o que?. Por cierto, el gato te acompaña y no necesitas pasearlo ( aunque alguno se deja…)😉. Saludos Manuel.

  2. Una cosa rara por demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Novato

Sitio de relatos y cuentos breves.

Yo Reflexionando

Psicóloga, mi objetivo es ayudar, la vida es crecer y reinventarse.

los silencios que hablan

Algunas ideas y pensamientos. Cosas que intuyo, imagino, creo y veo

El Blog de Chano

Lo que me gustaría contar, merece ser escrito

Musica Jazz/Funk

https://www.facebook.com/bluefunkymamma

LUCES Y SOMBRAS

Siempre hay dos puntos de vista... o más

La otra literatura

El blog de Julio Alejandre Calviño

A %d blogueros les gusta esto: