¿Y HOY QUÉ ME PONGO?

No sé que ponerme. Me encantan las fiestas que te indican cual debe ser tu vestimenta, así no tengo que pensar. Lástima no me inviten a ninguna. También me gusta quedarme todo el día en pijama, pero claro, no puedo abrir la puerta de casa con libertad si antes no someto a la visita a un severo interrogatorio sobre sus expectativas. También me gusta la playa, vale cualquier bañador. El problema nace de que tengo que ir a una cena y he pensado en calzarme un chaqué. Me suele quedar fatal y parece que voy disfrazado, pero no importa, no me gustan nada los anfitriones de la cena. Espero localizar un chaqué andrajoso y desmandado para castigar la digestión de los comensales. Por cierto, la fotografía que acompaña la nota no es publidad, pero me gusto el tipo pintado sobre la persiana.

IMG_20160325_145319 (2)

Publicado el marzo 29, 2016 en Artículos Propios y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anotaciones de Javier Barraycoa

SEMPER ÍDEM, SEMPER FIDELIS, IGNIS ARDENS

Ushma Patel

When the green woods laugh with the voice of joy, And the dimpling stream runs laughing by; When the air does laugh with our merry wit, And the green hill laughs with the noise of it.

Pixel Edit

Creative PicsArt Editing Tutorial | Photo Editing Tutorial

KUSAMER'S

"God Knows I'm Tough Enough"

PU[N]TOS DESCOSIDOS

La poesía no podrá cambiar el mundo pero sí a las personas que lo pueden cambiar.

Apuntes de un mosquetero:un blog de cultura

En el teatro del Siglo de Oro, los mosqueteros eran quienes presenciaban el espectáculo de pie. Eran la parte más bulliciosa del público, y la que decidía la suerte de la comedia. Un blog para hablar de teatro, de cultura y de la pasión que compartimos.

A %d blogueros les gusta esto: