RESACA DE LAS FALLAS

Y ahora, que ya pasaron las fallas, es cuando me siento plácido sobre una butaca y empiezo a revisar sin prisas las diferentes instantáneas que me recuerdan las escenas y esencias vividas. Color, energía, divertimento, osadía, pólvora poblando todos los espacios. Eso sí, una vez llegada la calma es cuando más disfruto de esta singular ciudad bañada por el mediterráneo.

Publicado el marzo 26, 2016 en Viajes y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un cuaderno en blanco

Un portal a mi mundo.

JOSE LARA FUENTES

UN ESPACIO LIBRE A LA INVENTIVA

Entre mariposas y lunas

Blog de cuentos y poemas

Mina de verso y rimas

Un lugar para descubrirnos juntos

Mustafa Güçlü

Edebiyat ve Fotoğrafçılık & Literature and Photography

Angelino pan y vino

A quien pueda interesar.

A %d blogueros les gusta esto: