REBAÑO MECÁNICO

Las ferias, mercados y exhibiciones de grandes automóviles muestran al siglo (entiéndase mundo) toda su singularidad, capacidad y testosterona cilíndrica, sin olvidar sumar al espectáculo de su carrocería y diseño, sus motores rugiendo, característica de su celo mecánico. Aquí, ahora, descansan sus ansias, esperando el trasiego del ganado que pronto rondará por la zona consumiendo las últimas hierbas.  Conforman estampas bucólicas mutantes. Todos los años, frente a un monasterio cisterciense perdido en las encrucijadas de caminos gallegos, se reúne este rebaño mecánico para resaltar sus motores ante el silencio que respira el recinto santo, la mayor parte de su tiempo. Progreso mecánico y silencio espiritual frente a frente, eso sí, seguido con entusiasmo por turistas, curiosos, devotos, pilotos y pastores. La vida se manifiesta y la mayoría solo  sabe mirar.

Publicado el junio 3, 2017 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Lluís Bussé

Barcelona's Multiverse | Art | Culture | Science

JaZzArt en València

Faith saved us from the savages that we were, losing faith makes us savages again

Chateau Cherie

Exposing Bullies and Liberating Targets to Make The World a Safer Place for All

Tenebris Ficta

Espejos a otras realidades

Chancla Azteca

El reemplazo de mis creaciones y criaturas

Profusión Real Estate

Te mostramos tu hogar

A %d blogueros les gusta esto: