REBAÑO MECÁNICO

Las ferias, mercados y exhibiciones de grandes automóviles muestran al siglo (entiéndase mundo) toda su singularidad, capacidad y testosterona cilíndrica, sin olvidar sumar al espectáculo de su carrocería y diseño, sus motores rugiendo, característica de su celo mecánico. Aquí, ahora, descansan sus ansias, esperando el trasiego del ganado que pronto rondará por la zona consumiendo las últimas hierbas.  Conforman estampas bucólicas mutantes. Todos los años, frente a un monasterio cisterciense perdido en las encrucijadas de caminos gallegos, se reúne este rebaño mecánico para resaltar sus motores ante el silencio que respira el recinto santo, la mayor parte de su tiempo. Progreso mecánico y silencio espiritual frente a frente, eso sí, seguido con entusiasmo por turistas, curiosos, devotos, pilotos y pastores. La vida se manifiesta y la mayoría solo  sabe mirar.

Publicado el junio 3, 2017 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Uriel saino

Un viajero sabio nunca desprecia a su propio país

EV, escapadas y viajes

- Para saber más sobre otros lugares -

Merche Maldonado, mi mundo

LA AVENTURA ESTÁ SERVIDA.

Libreta de bocetos

Red de maestros de arte

LAGARTO ROJO

VIAJES POR ESPAÑA Y EL MUNDO

Gareth Roberts

Unorthodox Marketing & Strategy

Liberoamérica

Plataforma literaria iberoamericana

perdiendo el norte

crónica de una vuelta al mundo

A %d blogueros les gusta esto: