ARCHIVANDO HISTORIA

Estas estampas pertenecen a una Facultad de Filología. Estoy convencido de que esta forma de archivar, redistribuir y canalizar material académico diverso corresponde a teorías de última generación, seguro que una plantilla cibernética es la encargada de poner orden en semejante montaña de historia que sesteaba por los suelos. Ahora estarían cargando pilas en los talleres de alta tecnología. Dada mi naturaleza curiosa y aprovechando que nadie cuidaba este montón de historia me he dedicado paciente a trastear documentos, papelotes y fichas varias. Una pena hayan pasado las hogueras de San Juan porque mucha de la información abandonada merecería rescatar su significado y esencia mediante las llamas del fuego. Claro, magia y academicismo no casan criterios.

Publicado el julio 11, 2017 en Artículos Propios y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Tienes razón. Personalmente, a mí me dan pena las purgas que, de vez en cuando, se ven obligadas a hacer las bibliotecas.

  2. Dan ganas de salir corriendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Pensamiento Creativo

Mejoramiento personal

Sobre ficciones

"Lo curioso del arte es que no celebra nada, se celebra así mismo." Javier Daulte

Bitácoras y desperdicios

Más basura cibernética y cafeinómana

Libero Verbi

Poesía y pensamientos desordenados

Cronopio maldito

Bienvenido a tu hogar mental.

EDICIONES INVASORAS

Por un teatro de invasión

A %d blogueros les gusta esto: