ESCENAS DEL CONVENTO DE LOS JACOBINOS

Hay enclaves culturales y artísticos que deberían ser más conocidos y apreciados. Citamos el Convento de los Jacobinos situado en Toulouse, construido con ladrillos rojos y siendo uno de los logros más significativos de la arquitectura languedociana. Contiene toda suerte de joyas como su claustro, la sala capitular, la sacristía, el refectorio o la célebre capilla de San Antonin, rodeada de pinturas murales pertenecientes al siglo XIV. No podemos olvidar citar su bóveda de veintidós metros soportada por una solemne  columna estrellada, La Palmera, que cuenta once brazos. Y recodar que en su sede tuvo descanso el filósofo y teólogo Santo Tomás de Aquino, antes de ser trasladado a la Basílica de San Sernín. Todo un viaje cargado de belleza e historia que merece una visita.

 

Publicado el septiembre 27, 2017 en Viajes y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Pensamiento Creativo

Mejoramiento personal

Sobre ficciones

"Lo curioso del arte es que no celebra nada, se celebra así mismo." Javier Daulte

Bitácoras y desperdicios

Más basura cibernética y cafeinómana

Libero Verbi

Poesía y pensamientos desordenados

Cronopio maldito

Bienvenido a tu hogar mental.

EDICIONES INVASORAS

Por un teatro de invasión

A %d blogueros les gusta esto: