ECOS DE TOULOUSE

Esta ciudad presenta personalidad propia y singular. Atravesada por el Garona, contiene testimonios de su pasado romano, medieval, de sus suburbios urbanos plasmados en el siglo XIX y su amplio extrarradio, que se actualiza sin pausas. Su demografía crece a fuerte ritmo y su apuesta por el futuro es considerable, pero me quedo con sus ecos, esos detalles nimios, frágiles, perdidos. Por ejemplo la presencia de algunas vírgenes en urnas sencillas que arrastran hasta su presencia a no pocos ciudadanos de los sectores frenéticos. Los rincones de sosiego siguen reclamando atención.

Publicado el octubre 12, 2017 en Piezas/Lugares y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Hace poco estuve en Toulouse y me encanto! Es precioso y su gastronimía impecable!
    Un saludo.
    Unalome

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un cuaderno en blanco

Un portal a mi mundo.

JOSE LARA FUENTES

UN ESPACIO LIBRE A LA INVENTIVA

Entre mariposas y lunas

Blog de cuentos y poemas

Mina de verso y rimas

Un lugar para descubrirnos juntos

Mustafa Güçlü

Edebiyat ve Fotoğrafçılık & Literature and Photography

Angelino pan y vino

A quien pueda interesar.

A %d blogueros les gusta esto: