OTRAS FORMAS DE DIBUJAR LA ETERNIDAD

Me relaja pasear por los cementerios: paz, atmósfera propicia para la filosofía vital y poco tráfico. Ahora lo hago menos porque me cansan los tours turísticos serpenteando panteones en busca de nuevas experiencias, las mediciones del terreno de algunas constructoras con fines inmobiliarios y algunas tribus de personas sin denominación de origen que pasan las noches al abrigo de las tumbas.

Me gustan los cementerios mediterráneos, abigarrados y cromáticos, pero hay gustos para todos, por ejemplo, un cementerio en Dublin del que acompaño fotos, digno, convincente y limpio, pero…excesivamente monotemático. Hay gustos para todos y, eso es bueno, porque abre el abanico estético y transcendente. (Fotos de Tuchy Regueras)

Publicado el noviembre 27, 2019 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: