BELLEZA CABALÍSTICA DE SAN SATURIO

Llegas a la orilla del Duero, atraviesas un pasadizo mágico y ancestral, dejas atrás puentes de hierro y el camino ya no tiene perdida. Allá al fondo se levanta esotérica una de las ermitas más hermosas e increíbles que conozco: la ermita de San Saturio. Imprescindible, si se pasa por Soria, y si no se pasa, se hace por pasar, porque resulta muy saludable pasear despacio por su alameda junto al río para luego asistir enmudecido a sus encantamientos. Resulta muy práctico manejar o, al menos, medio entender el lenguaje ocultista del silencio y la plasticidad del paisaje.

Publicado el noviembre 26, 2019 en Viajes y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: