MASCOTAS TRISTES

Mientras el amo, la pareja-compañero de convivencia o la paseadora de mascotas, se dedica a la locura de comprar cualquier vianda ecológica de última generación, aunque también podría estar socializando con el tendero, el reponedor o una vecina encontrada en cualquier pasillo del laberinto vende-cosas, las mascotas esperan su sino tristes y nerviosas, elevando sus ruegos para no ser olvidadas, arrinconadas y cosidas a las consignas-prisiones de las grandes superficies.

Publicado el febrero 21, 2020 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. ¡Qué triste! Muchas condenadas a pena de muerte sin haber cometido delito alguno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un cuaderno en blanco

Un portal a mi mundo.

JOSE LARA FUENTES

UN ESPACIO LIBRE A LA INVENTIVA

Entre mariposas y lunas

Blog de cuentos y poemas

Mina de verso y rimas

Un lugar para descubrirnos juntos

Mustafa Güçlü

Edebiyat ve Fotoğrafçılık & Literature and Photography

Angelino pan y vino

A quien pueda interesar.

A %d blogueros les gusta esto: