ARQUITECTURA EMOTIVA: HORNACINAS CON LADRILLO

Tal vez no cumpla todos los requisitos indispensables para denominarse hornacina, pero dada su buena voluntad estética-religiosa, la acepto como tal y manifiesto mi simpatía por su puesta en escena.  Esta hornacina con imagen se ubica en una localidad diminuta, de la provincia zamorana donde reinan las grandes construcciones de los «indianos de provincia».  Esta sencilla vivienda con ladrillo y pocos alardes se ha esmerado en seguir una tradición añeja con todo el candor y la buena disposición posible. Me gustan estas iniciativas.

Publicado el mayo 16, 2020 en Piezas/Lugares y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: