FRONDOSIDAD PASAJERA

Hay que aprovechar el arco cromático de la primavera, sobre todo el abanico de verdes que visten las plantas, pelotón de la naturaleza, el elenco más socorrido para despertarnos sentidas emociones. Hay tiempo de sobras para disfrutar de estas bondades hasta llegar al otoño de podas y moto-sierras. No perdamos tiempo ni ocasión, dejémonos llenar de la frondosidad fresca y generosa, antes que la entierre la muerte cíclica y civilizada.

Publicado el junio 15, 2020 en Piezas/Lugares y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: