POESÍA ASILVESTRADA

Suelen vivir en los arrabales de la naturaleza a pesar de que por su tallos y flores corre sangre real. Es algo así como un eremita asilvestrado que busca la soledad y el silencio. No me canso de contemplarlos y admirarlos. La verdad es que me paso muy buenas horas hablando con ellos en verso emocional, sensaciones y emociones van y vienen. Lo divino y lo humano protagonizan nuestras conversaciones esotéricas. Rara vez presumen de su belleza y esencia, son tan humildes que, si desaparecieran, nunca ocuparían espacios «prime time».

Publicado el junio 22, 2021 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Me ha gustado mucho su homenaje al humilde cardo, son bellos y robustos

  2. No conozco su nombre real, creo que le llamamos flor del cardo, en el Norte. Tiene un color morado muy bonito y sus hojas con pinchos resultan llamativas. Hace años sus flores secas se recubrían de dorado para hacer adornos sencillos de Navidad. Son sencillas y bonitas, destacan entre la maleza de las esquinas abandonadas, entiendo que intercambies sensaciones con ellas…Un saludo

  1. Pingback: POESÍA ASILVESTRADA — Gorrion de Asfalto – Fredy Dominguez

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: