¿PANDEMIA DE FUMADORES?

Antes, en otros tiempos, no tan lejanos, pero si algo perdidos, cualquier persona que viajara en metro podía encontrarse con letreros semejantes. Las prohibiciones siempre han estado en primera línea. Algunas se han manifestado atendiendo a la razón, otras, por recordar quien ordena y manda. Muchos, algunos, están en contra de las reglas. Algunos porque cultivan el narcisismo del mal, pero ¿Qué pasa con los que no son sociales por ignorancia? ¿Existe algún letrero o vacuna que merme la ignorancia? Vale, el conocimiento, las relaciones humanas positivas y la paciencia con cualquier semejante, pero todo eso no está de moda, les pasa lo que al letrero que acompaña esta entrada, que es más propio de un museo que de la palpitante realidad.

Publicado el julio 26, 2021 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Yo sigo el pensamiento del mayo del 68 que decía eso de «prohibido prohibir». Ahora, últimamente se están prohibiendo demasiadas cosas, algo que me recuerda otros tiempos pasados que no fueron precisamente mejores. Un abrazo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: