Archivo del sitio

CALLE FIESTERA

Un día de cada día esta calle sería discreta y nada pretenciosa, cumplidora de su papel urbano, pero cuando suenan los compases de fiesta patronal, la calle se convierte en un escaparate festivo, en un abanico de colores y sensaciones. Me gusta que la alegría asalte a la gente, pero me gustaría más no tener que vestir la calle de verbena para ser o perseguir la alegría. La felicidad tendría que ser uno de tantos amigos invisibles que pululan a diario por nuestro alrededor.

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.