Archivo del sitio

CIUDADES CON MAR

Mucha gente, cuando visita nuevas ciudades, conoce catedrales, otras se apuntan a los museos, sin olvidar los mercados de abastos. Yo también, a todo eso y más, pero si la ciudad tiene puerto, no puedo sujetarme a la llamada de la mar, ya sea mediante su paseo marítimo, su restauración o su puerto deportivo. Y aquí estoy, intentando recordar dónde dejé el yate amarrado. Si es que parecen todos iguales.

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.