CASA DE SOCORRO PARA CONSUMIDORES REZAGADOS

Caperucitas de asfalto

PUESTO DE EMERGENCIA PARA CONSUMIDORES REZAGADOS

Pasamos media vida en la oficina, apurando las copas del «afterwork», recogiendo a los niños del colegio – esos que tuvimos en el momento idóneo, entre el despido improcedente o el ERE, y el siguiente trabajo temporal medio prolongado – mal desplazándonos en transporte público, o haciendo cola en las «Oficinas de Labores Importantes» – como comprobar cuánto tiempo le queda a los números de la libreta para pasar de «incómodos» a «bochornosos», y otras tareas burocráticas similares -. Con tanto quehacer y tanto ajetreo, la mayoría de nosotros a duras penas damos a basto con la lista de tareas urgentes por atender.

Solo al final de la jornada, si corremos y nos esforzamos, tendremos la suerte de alcanzar el ansiado intermedio del día: un par de horas en blanco, perfecto momento para dedicarnos a nuestras prioridades más queridas pero siempre postergadas de la…

Ver la entrada original 325 palabras más

Publicado el noviembre 17, 2014 en Artículos Invitados y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

El plumier de Nenuse

Poesía, cuentos infantiles y relatos de Neus Bonet i Sala

4000 Wu Otto

Drink the fuel!

Muslim Life

Life in islamic point of view

Lluís Bussé

Barcelona's Multiverse | Art | Culture | Science

A %d blogueros les gusta esto: