BOTELLERÍA FILOSÓFICA

Los viernes suelo quedar con un filósofo sin techo que jalea afectuoso mi llegada a su posada callejera. Ha decidido vivir por siempre en un cajero céntrico que poco a poco va convirtiendo en hogar. No soporta palabras tales como albergue, caridad o vegetariano. Tiene sus principios. Eso sí, no protesta cuando le obsequio con una buena botellería. Lo tengo comprobado, si le regalo garrafón ni lo huele, es un exquisito, pero si le proporciono calidad, se lo toma todo, me pide más y me regala con sus relatos y experiencias filosóficas. He prosperado en mi empresa gracias a sus consejos. He recuperado mi buena relación con mi perro y he conseguido jugarme la pensión de mi ex mujer, cada mes, a la carta más alta. ¿Qué hago los viernes por la noche? Meter toda la botellería que puedo en un carrito y escuchar a mi amigo filósofo.

Publicado el octubre 2, 2015 en Artículos Propios y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Qué buenas dosis de sabiduría contienen esas botellas. No de las líquidas, no de las que se evaporan, sino de las que dejan huella en el Otro. Buena tradición la de los viernes 🙂

  2. Buenas y productivas compañías, Manuel. Nunca se sabe en esta vida donde encontrar los más sabios…bs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Yo, Extimo

Lacan acuñó el térmíno extimité, aplicando el prefijo ex (de exterieur, "exterior") a la palabra francesa intimíté ("inlimidad"). El neologismo resultante, que puede traducirse como "extimidad", expresa bien el modo en que el psicoanálisis problematiza la oposición entre lo interno y lo externo, entre contenedor y contenido. Por ejemplo, lo real está tanto dentro como fuera, y el inconsciente no es un sistema psíquico puramente interior sino una estructura intersubjeliva ("el inconscienle está fuera"). Asimismo. el Otro es "algo extraño a mí, aunque está en mi núcleo". Además, el centro del sujeto está fuera; el sujeto es ex-céntrico . La estructura de la extimidad se expresa perfectamente en la topología del TORO y de la BANDA DE MOEBIUS. -DICCIONARIO INTRODUCTORIO DE PSICOANÁLISIS LACANIANO- Dylan Evans

deliriodeabril

Retazos de Vida

Ven, pasa

«Por ser cómo soy, por querer seguir siéndolo»

Pensamiento Creativo

Mejoramiento personal

Sobre ficciones

"Lo curioso del arte es que no celebra nada, se celebra así mismo." Javier Daulte

Bitácoras y desperdicios

Más basura cibernética y cafeinómana

Libero Verbi

Poesía y pensamientos desordenados

A %d blogueros les gusta esto: