ANÉCDOTA URBANA

Paseando por las calles y estando atento a nuestro alrededor descubres situaciones singulares y curiosas que señalarías como ocurrencias para un programa de cámara oculta, pero no, hay anécdotas urbanas tan reales como incomprensibles. Así el camión de carbón roció la parte trasera del vehículo aparcado confiado en la calle. Y si la foto no es más explícita es porque ya no corro como antes y, mi integridad física, ya tiene suficientes parches como para andar jugando.

Coche al carbón

Coche al carbón

Publicado el noviembre 12, 2015 en Piezas/Lugares y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. Si es que ya no se puede aparcar tranquilo…

  2. El camión del carbón… has dicho carbón? Mi oído ya no es como antes, había entendido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

unveiled rhythms

Life In Verses

verbiclara.wordpress.com/

LENGUA ESPAÑOLA, POESÍA Y MI GLORIOSA SANTA CLARA

Moda-Creative thinking

Moda-Creative thinking

Voy pasando páginas

Relatos, artículos, historias que te acompañen y te hagan pensar

Historias de un Instante

RELATOS CORTOS DE MOMENTOS QUE CAMBIARON LA HISTORIA

Lo irremediable

Cine. Filosofía. Fotografía. Literatura. Música. Pintura--Pensamiento rizomático. Nada hay fuera del texto

A %d blogueros les gusta esto: