SERIE POESÍA PERFORMANCE: FRANQUICIA ESPIRITUAL

No sé si en el cielo o en alguna franquicia espiritual, cuando me aposente con contrato eterno, me permitirán tener conciencia propia o deberé sumarme a alguna conciencia colectiva, un sindicato de almas. Por eso aprovecho, ahora, que aun ando medio despierto para escalar las más altas torres cuando sufro ataques de tristeza. Desde arriba todo parece tan simple. tan lejano, tan insignificante. La conciencia se transforma si miras desde lo alto, pero siempre hay un tipo que te dice que van a cerrar y todo el mundo debe abandonar la torre de la paz y el sosiego. Espero que la eternidad no tenga horarios y limitaciones.

Publicado el junio 27, 2016 en Cosecha Propia y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. ¿Cómo será después de la muerte? Yo me imagino que estaré con la gente que amo y con muchos animales. Pero no me gustan las alturas, me da vértigo.

  2. buena idea esa fraternidad de almas 🙂

  3. Algo nos pasa en las alturas, la mente se abre….quizás el viento nos recuerde que es mejor dejar ir las tristezas,…, por lo efímero de la vida…pero salimos renovados de las alturas… es cierto, saludos…

  4. Y si la eternidad no fuese eterna?………

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Revolución Poeta

"La revolución en letras, abre puertas a la libertad y junto a un lápiz y papel cantamos la verdad"

Manuel Mora Morales

"Insiste en tus errores, porque ésa es tu verdadera personalidad." (Cortázar)

Hablando silencios

Quiero compartir lo que en ocasiones callo.

Poetas en la noche

POESÍA, CUENTOS Y RELATOS

Uriel saino

Un viajero sabio nunca desprecia a su propio país

A %d blogueros les gusta esto: