EL TROVADOR DEL SUFRIMIENTO

Es mi artista favorito. Le seguí a cierta distancia para no perderme su siguiente recital. Necesitaba de nuevo escuchar sus hirientes canciones de amor y poesía paliativa. Suele actuar en el último vagón de los metros. Sus conciertos empiezan justo a las ocho y apenas duran tres estaciones. Sus contenidos son desgarradores. El vagón se llena de solitarios, desenamorados y jovencitas ansiosas de padecer tanto como predicen sus letras sabias y canallas. Con la música a cuestas, este trovador del subterráneo nos llega a lo más hondo del alma. No acepta monedas, se nutre del sufrimiento de sus escuchantes. Es buenísimo!!! Y te deja un ahogo vital muy reconfortante.

Publicado el mayo 18, 2017 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Como lo describes quisiera escucharlo. ¿Me dices en que Metro anda para cuando vaya a Madrid?

  2. Me encantan los músicos del metro. Algunos pueden alegrarte el día. Y hay mucho talento desaprovechado por ahí. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Comienzo de 0

Artículo 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. ---Declaración Universal de Derechos Humanos.

IMPREINT journal

The official bulletin of the artist IMPREINT created to repost excerpts from 'En plein air'.

Lucernarios

Espacio literario abierto a la poesía y la crítica

1julieta

Poesía y algo más

Sabius

ideas y reflexiones alrededor de una copa

El Sello del Escritor

El sello del escritor es su propia voz, su marca personal, el estilo que lo define y lo distingue del resto.

A %d blogueros les gusta esto: